DIY – EL COLOUR DIPPING

Buenos días coquetas,
hoy os quiero hablar de una tendencia que me tiene enganchada últimamente: el colour dipping, o lo que es lo mismo, el mojar algo en color. Así que te voy a explicar cómo se hace y todas las posibilidades que tiene esta técnica.

Para conseguir este efecto solo hace falta: el mueble que quieras customizar, un poco de cinta de carrocero y pintura (en spray, de chalk paint,…) del color que prefieras.

Y lo que hay que hacer es: marcar con ayuda de algún objeto la altura que queremos colorear. Luego colocamos la cinta de carrocero el límite de lo que queremos pintar y añadimos el color que hayamos elegido.
Y con estos pasos tan sencillos te pueden quedar resultados tan chulos como estos. Como ves queda genial pintando colores vivos o pasteles con maderas claras; pero también queda muy bien pintando de blanco sobre madera oscura. En este caso han decidido dejar en el color natural la parte de abajo y colorear gran parte del taburete.
Pero como puedes ver esta misma técnica también queda ideal a la inversa, dejando todo el mueble de madera y pintando sólo un poco de las patas. De nuevo, tenemos la posibilidad de poner sólo blanco o añadir colores más intensos, como los colores neón que vuelven otra vez para el verano.
Aunque te he enseñado sólo sillas y taburetes puedes utilizar este método en muebles más grandes como bancos, mesas, aparadores… La idea que han utilizado en el banco de madera de pintar de forma inclinada le da un toque real de que ha sido sumergido en pintura. Y el toque de colocar macetas encima del mismo color que la mesa es precioso, ¿no creéis?
Si te gusta mucho esta idea puedes animarte a pintar por arriba y por abajo y combinar varias sillas con distintos colores. Te puede quedar un comedor tan atractivo como este ¿qué te parece?

A mí esta técnica me encanta. Así que ya estoy en proceso de hacer uno, a ver si pronto os lo puedo enseñar. Mientras os dejo con todas estas propuestas y muchas más ideas en el tablero de pinterest color dipping.
Anuncios